Nuestra Historia

1913 es el a√Īo de un pa√≠s que progresa a ritmo acelerado. Especialmente la Capital Federal, que se iba transformando en una gran ciudad con anchas avenidas y edificaci√≥n moderna. La urbe crec√≠a constantemente, buscando descongestionar el centro, donde se estaba asentando la mayor√≠a de la poblaci√≥n. Buenos Aires se extend√≠a y se modernizaba. Es el a√Īo en que comienzan las obras de la Diagonal Norte y su mayor expresi√≥n de progreso urbano se revela, indudablemente, en la inauguraci√≥n de la primera l√≠nea de subterr√°neos, entre Plaza de Mayo y Plaza Once, con miras a prolongarlo hasta Caballito. El Viejo Mundo, mientras tanto, segu√≠a convulsionado por la agitaci√≥n pol√≠tica y los preparativos b√©licos iban poniendo a los pa√≠ses en pie de la primera de las dos grandes guerras.

La expansi√≥n bonaerense iba transformando sus zonas y suburbios. Flores era un barrio alejado, destinado a las vacaciones y los fines de semana. Su comunidad jud√≠a estaba nucleada alrededor de dos instituciones: el Hospital israelita en Flores Norte y el √°rea delimitada para las sepulturas jud√≠as en el Cementerio de Flores Sud. Las familias que viv√≠an en la zona estaban carentes de un soporte espiritual. Era necesario aglutinarse y empezar a formar instituciones para no quedar absorbidos por la expansi√≥n moderna de la capital porte√Īa.

Un grupo de pioneros hab√≠a tomado la iniciativa con la compra del primer Sefer Tor√° y la formaci√≥n de un Talmud Tor√° dos a√Īos antes. Pero para garantizar la continuidad de sus esfuerzos y contrarrestar la lejan√≠a con otros barrios de mayor concentraci√≥n de poblaci√≥n jud√≠a, era necesaria la creaci√≥n inmediata de una instituci√≥n, una escuela con sede propia. Aquellos askanim, formaron la primera comisi√≥n directiva el 12 de octubre de 1913. El presidente era Samuel Cohen.

En 1916, la escuela se traslad√≥ a Monte 3221, una casa alquilada por muy poco dinero. Al frente de las clases estaba don Yeoshua Preide, uno de los primeros maestros que hubo en Buenos Aires y quien a√Īos m√°s tarde formar√≠a parte de la Organizaci√≥n de Maestros Israelitas de la Capital. El Talmud Tor√° estaba en marcha y se aboc√≥ a la tarea de absorber cada vez m√°s alumnos. Sus askanim iban de casa en casa, reclutando a los jud√≠os del barrio para que enviaran a sus hijos. La comisi√≥n segu√≠a trabajando incansablemente hasta lograr la compra del terreno en la calle Francisco Bilbao 3224. El 8 de marzo de 1925 se coloc√≥ la piedra fundamental del Talmud Tor√° Flores Sud.

Las actividades que allí se desarrollaban cubrían una amplia gama de necesidades materiales, sociales y culturales de los miembros de la comunidad. Entre sus humildes paredes funcionaban la escuela, el templo, la Caja de Ayuda Mutua, el Centro Sionista y el movimiento Hanoar HA’Tzioni.

Mientras tanto, en la entonces Palestina, en ese mismo 1925 Lord Balfour asist√≠a a la inauguraci√≥n de la Universidad Hebrea en Monte Scopus. En Viena, el Congreso Sionista protestaba por la prohibici√≥n del sionismo y la cultura jud√≠a en la Uni√≥n Sovi√©tica y Franz Kafka publicaba su maravillosa obra El Proceso. En Alemania se iniciaba el proceso pol√≠tico que desembocar√≠a en la desgracia de la llegada de Hitler al poder. Y en Argentina, llegaba de visita a la Argentina Albert Einstein, el cient√≠fico m√°s importante del siglo XX, quien fue recibido con los m√°s altos honores por autoridades nacionales y comunitarias. ‚ÄúLa aspiraci√≥n a investigar, el amor fan√°tico a la justicia y el ansia de llegar a ser independiente como persona, son las bases de la tradici√≥n jud√≠a que engendraron en m√≠ la conciencia de que mi pertenencia al pueblo jud√≠o es un don del destino‚ÄĚ, dijo Einstein en relaci√≥n a la herencia espiritual jud√≠a.

Si bien la instituci√≥n parec√≠a encaminarse hacia el crecimiento, no fue ajena a la crisis de los a√Īos ‚Äô30 en nuestro pa√≠s, y tampoco permaneci√≥ ajena¬† a la depresi√≥n econ√≥mica, la inestabilidad y la incertidumbre que afectaban al mundo entero. Pero ninguna crisis har√≠a que estos primeros askanim dieran un paso atr√°s, y pasado el momento cr√≠tico, se recompusieron y comenzaron a so√Īar con una nueva sede, m√°s amplia y confortable, que respondiera las nuevas y crecientes necesidades. En 1939, los ex alumnos de la escuela crearon la Agrupaci√≥n Cultural Israelita y el Centro Cultural Sionista, inspirados en los valores ancestrales del juda√≠smo y las nuevas corrientes pioneras que bregaban por el retorno del pueblo jud√≠o a la tierra de sus antepasados.

En 1939, estalló la Segunda Guerra Mundial que traería un manto oscuro sobre los judíos de todo el mundo: la Shoá. Algunos comienzan a escapar y uno de los destinos es Argentina. Frente a las costas del Río de La Plata, se produce el histórico hundimiento del acorazado alemán Graf Spee.

En la década del ’40, nuevos bríos impulsan a la joven comunidad de Flores, que junto a los activistas más veteranos logran dar nueva vida a la institución. Los sucesivos presidentes, Samuel Cohen, Jaime Traktbord y José Blinder trabajaban sin descanso junto a sus comisiones y colaboradores para el progreso de la institución. El 15 de marzo de 1943 se firma el boleto del terreno de compra y venta del terreno de Varela 850.

En 1943, el 30¬ļ aniversario encuentra a la instituci√≥n con preocupaci√≥n y pesar por los espantosos acontecimientos sucedidos en Europa: fue el a√Īo en que se aplast√≥ la resistencia en el ghetto de Varsovia y se liquid√≥ el ghetto de Cracovia. Comenzaban a llegar las primeras noticias, a Argentina e Israel, sobre la magnitud de lo que estaba sucediendo. La impotencia y el dolor coincid√≠an con la satisfacci√≥n y el orgullo por los logros obtenidos y el aseguramiento de las ideas claras: asegurar la continuidad de la comunidad y el pueblo jud√≠o todo.

As√≠ es como en los a√Īos siguientes todo gira en derredor del terreno de Varela: reunir dinero para la escritura, planear el nuevo edifico, obtener los fondos para su construcci√≥n y colocar la piedra fundamental. La escuela, el centro juvenil, el templo, la biblioteca y todas las dem√°s actividades habituales prosegu√≠an su curso en la sede de Bilbao donde, en 1945, se realizaron mejoras edilicias. El 2 de agosto de 1947, despu√©s de haber resuelto todos los aspectos legales y formales, se firm√≥ la escritura del terreno de Varela 850.

Llega entonces 1948 y se festeja la creaci√≥n del Estado de Israel. En todo el mundo se celebra el gran acontecimiento que cambiar√° el rumbo de la historia del Pueblo Jud√≠o. David Ben Guri√≥n es declarado Primer Ministro y en la ceremonia del 14 de mayo lee a Proclamaci√≥n de la Independencia del Estado de Israel. Un a√Īo despu√©s, Jaim Weitzman jurar√≠a como primer presidente del joven estado.

El 31 de octubre del mismo a√Īo se celebran los 35 a√Īos de la comunidad Or Jadash y comienza la campa√Īa pro construcci√≥n, en la que participan activistas, padres y alumnos, que hasta hoy recuerdan la ‚Äúventa de ladrillos‚ÄĚ casa por casa.

En 1950 se coloca la Piedra Fundamental en Varela 850, con la presencia de numeroso p√ļblico, altas autoridades y adhesiones de los m√°s encumbrados mandatarios nacionales, entre ellos el general Juan D. Per√≥n, en ese entonces Presidente de la Naci√≥n. Ese mismo a√Īo, se inaugur√≥ la Embajada de Israel en Argentina y se firm√≥ el primer acuerdo pol√≠tico entre Argentina e Israel.

Finalmente, en 1953, la escuela se traslada al nuevo e imponente edificio permitiendo ya el funcionamiento de un colegio de seis grados y dos secciones de jardín de infantes.

Ese mismo a√Īo se celebra, entre Argentina e Israel, un acuerdo cultural sin precedentes, para promover¬† rec√≠procamente c√°tedras de idiomas e investigaciones cient√≠ficas.

A partir de entonces, la escuela creci√≥ ininterrumpidamente. En 1953 se deja atr√°s el modelo del Talmud Tor√° heredado de la vieja Europa para dar nacimiento a la Escuela Jaim Weitzman de Flores, en el marco de un proceso de crecimiento de toda la comunidad jud√≠a educativa en Argentina, pues para ese mismo a√Īo, el Vaad Hajinuj de la Kehil√° cuenta con 52 establecimientos en Buenos y Aires y se realiza, en la ciudad de Santa Fe, la primera sesi√≥n de su comit√© ejecutivo. En 1954, visit√≥ la Argentina el entonces ministro de Salud P√ļblica de Israel, Dr. Yosef Serlin y fue invitado al Weiztman, sellando un momento hist√≥rico ya que era la primera vez que un funcionario israel√≠ visitar√≠a la instituci√≥n. El mismo a√Īo viaj√≥ a Argentina Vera Weiztman, una gran activista y esposa del primer presidente israel√≠.

En 1956, seis a√Īos despu√©s de la colocaci√≥n de la piedra fundamental, se llev√≥ a cabo la inauguraci√≥n oficial de la sede de la Asociaci√≥n Israelita de Beneficencia y Culto Dr. Jaim Weiztman de Flores Sur. La nueva sede de Varela albergar√≠a numerosas actividades y organizaciones: el jard√≠n de infantes, la escuela primaria, la Comisi√≥n de Damas, la Agrupaci√≥n Juvenil, los centros sionistas y jalutzianos, la biblioteca, la Campa√Īa Unida Pro Israel y el Keren Kayemet. Mientras tanto, la kehil√° toda segu√≠a avanzando en su esfuerzo de promover la colaboraci√≥n con el joven Estado de Israel. Fue creada la Organizaci√≥n Sionista Argentina, OSA, y con la adquisici√≥n de bonos, la colectividad judeo-argentina responde al llamado de urgencia de Israel.

En 1957 se inaugur√≥ la biblioteca, con ejemplares donados por activistas e instituciones. Se reserv√≥ un lugar especial a los vol√ļmenes llegados de Europa en la posguerra; los libros rescatados del horror de los campos hicieron su largo camino llegando incluso hasta la Biblioteca del shule.

La d√©cada del 60 trae inauguraciones y festejos. Se habilitan nuevas aulas para el funcionamiento del ya inaugurado colegio secundario y se compra en 1962, la casa lindera para futuras ampliaciones de las instalaciones escolares. En 1965 se inaugura la Colonia de Vacaciones Rejovot y se organiza por primera vez el kinder, el club juvenil de educaci√≥n no formal. Ese mismo a√Īo, las estad√≠sticas se√Īalan que m√°s de 400 alumnos egresaron ya de escuelas primarias jud√≠as.

En la d√©cada del 70, los festejos de los 60 a√Īos de la instituci√≥n se vieron interrumpidos, en 1973, por la Guerra de Iom Kipur en Israel. Para ese entonces, la escuela integral funcionaba¬† completamente. Cada vez m√°s alumnos asist√≠an a clase. Un grupo de padres comenz√≥ a reunirse para plasmar una actividad institucional. En 1972 se hab√≠a remodelado el edificio de la calle Baldomero (antes Monte), apto e ideal para las instalaciones del Jard√≠n de Infantes. Nace el √ļnico Jard√≠n dentro un Jard√≠n de la comunidad jud√≠a en Argentina. En 1975 se cre√≥ formalmente la comunidad, con el simb√≥lico nombre de Or Jadash, la nueva luz. Moti Maaravi, egresado de la Escuela, fue uno de los seminaristas a cargo de los servicios religiosos. A mediados de la d√©cada del 80 se hizo cargo de la conducci√≥n espiritual de la instituci√≥n el seminarista Mauricio Balter, gener√°ndose a partir de entonces lazos con el Seminario Rab√≠nico Latinomericano.

Desde entonces y hasta la actualidad, el modelo comunitario de Or Jadash ofrece actividades educativas y religiosas, a todo nivel, para todas las edades y necesidades: educación no formal y formal, templo, actividades culturales, deportivas y sociales y un espacio donde recurrir frente a distintas inquietudes de los miembros de la comunidad.

Un camino iluminado con luz propia.

El Talmud Tora de Flores lo recorrió para ser hoy Weitzman Comunidad Educativa.

Abrir chat
Hola ¬ŅC√≥mo podemos ayudarte?